Lo Bueno, lo Feo y lo Oscuro del Obama-Care

La  norma Patient Protection and Affordable Care Act, abreviada PPACA, fue promulgada con carácter de ley por el presidente de los Estados Unidos Barack Obama el 23 de mayo de 2010. Junto con la Health Care and Education Affordability Reconciliation Act of 2010,  esta ley fue el resultado del programa de reforma de la salud del congreso con mayoría del Partido Demócrata y de la administración Obama. Había sido elaborada originalmente por el Senado como una alternativa  a la Affordability Reconciliation Act que había sido aprobada por la Cámara de Representantes dos meses antes, el 7 de noviembre. No obstante, tras el fallecimiento del senador Edward Kennedy y la conquista de su escaño por el republicano Scott Brown el 19 de enero de 2010, el Partido Demócrata perdió su mayoría calificada; y la Cámara de Representantes decidió aprobar la versión del Senado y enmendarla con un tercer proyecto de ley. Esto permitió que el Senado aprobase las enmiendas mediante un procedimiento de reconciliación por mayoría simple pero abrió la querella de los republicanos, revisada y aprobada posteriormente por el Tribunal Supremo.

Lo BUENO de la nueva ley conocida como Obama-Care es que representa una reforma integral al sector salud por lo que, en mayor o menor medida, afectará a todos los habitantes de los EEUU. Muy especialmente, beneficiará a los cerca de 32 millones de personas que pasarán a tener una cobertura de salud gracias a subsidios públicos.

La reforma también afectará a aquellos que ya tienen seguro, ya que esta ley prohíbe a las aseguradoras que nieguen tratamiento a quienes se diagnostica una enfermedad grave y costosa, y permitirá a los trabajadores que pierdan su empleo mantener las mismas condiciones de su cobertura médica.

Esta nueva ley además prohíbe a las compañías aseguradoras negarles cobertura a las personas con enfermedades o condiciones médicas pre-existentes. Por otro lado, más de la mitad de todos los planes de seguro médico incluían límites de por vida en tu cobertura—lo cual significaba que tu compañía de seguro médico podía dejar de pagar tu tratamiento cuando más lo necesitabas. Por ejemplo, tu compañía de seguro médico podía dejar de pagar tu tratamiento al llegar a $1 millón. Si tenías cáncer, y llegabas a tu límite durante tu segunda sesión de quimioterapia, tenías que encontrar otra manera para pagar por el próximo tratamiento y el cuidado que necesitabas para mantenerte saludable. La nueva ley prohíbe todos los límites de por vida en tu cobertura.

Se calcula que el costo de la ley ascenderá en los próximos 10 años a 938,000 millones de dólares. No obstante, como incluye un aumento de los impuestos que gravan a las empresas, se prevé que la reforma no sólo se financiará por sí misma, sino que reducirá el déficit público en 143.000 millones de dólares.

Por lo antes expuesto usted se preguntará… ¿Si esta ley beneficiará a muchos, entonces por qué hay tanta oposición por parte de un gran sector de la población?

Simple y sencillamente porque nada puede ser bueno para todos y lo que a unos beneficia termina perjudicando a otros.

Lo FEO es que antes de entrar en vigor la ley, las compañías de seguro médico gastaban hasta el 40 porciento de las primas que  el asegurado paga, en sueldos, gastos generales, y otros gastos administrativos, y podían aumentar sus tarifas sin avisarte o darte explicación. También  les cobraban hasta el 50% más a las mujeres que a los hombres por la misma póliza, y algunas pólizas no incluían cobertura para cuidado de maternidad.

Todo eso incrementaban las ganancias de las aseguradoras, ahora la nueva ley contempla nuevas medidas para asegurar que las compañías de seguro médico no desperdicien tu dinero y no te nieguen servicio médico.

A partir del 2014 tu compañía de seguro médico tiene que gastar por lo menos el 80 porciento de tu prima en tu cuidado de salud. Si no lo hacen, te deberán enviar un rembolso. Además, en lo sucesivo las compañías de seguro médico deberán justificar cualquier aumento de tarifa de más del 10 porciento públicamente a un programa de revisión estatal o federal.

Aunado a eso, la Ley obliga a todos sus habitantes contratar una póliza de cobertura de salud, con la compañía de su preferencia y acorde a sus ingresos. Sin embargo, aquellos que pueden pagar por una cobertura y decidan no hacerlo, tendrán que pagar una multa para compensar los gastos que les dejan a otros.

Lo OSCURO está en la manera que han estado presentando esta ley a la población, los directamente afectados y sus aliados, entre los que se encuentran gente que ocupa alguna posición en los diferentes niveles de gobierno, pues debemos tomar en cuenta que una parte, de las jugosas utilidades de las compañías aseguradoras, se asigna periódicamente para financiar las campañas políticas.  Al haber menos utilidades, menores serán las aportaciones.

Por todo esto, es importante que nos interesemos en informarnos debidamente y cuando sea preciso, hay que actuar de manera responsable y decidida.

Para mayores detalles de la Reforma de Salud viste la página: www.ppaca.com

About the Author

Ezziel has written 940 stories on this site.

Write a Comment

Gravatars are small images that can show your personality. You can get your gravatar for free today!

Copyright © 2014 El Semanal Magazine. All rights reserved. login
Designed by Web-Smart Publishing.