Anécdota De Un ¿Fiel?

Había una vez una galán y simpático solterito que era yo, que vivía muy feliz la placentera vida del soltero codiciado. Pero yo, tenía también a mi noviecita oficial con quien ya hacia algunos años nos cogíamos mucho amor y cariño, así que a sugerencia de sus papás decidimos casarnos.
Ellos y mis padres nos ayudaron en toda forma posible, mis amigos y sus amigas se ofrecieron de padrinos y aceptamos con gusto ese apoyo, por lo que hubo padrinos de todo y para todo, excepto de “cogín”. ¡Sí! Cogín con “g” porque de eso que se escribe con “j” si tuvimos madrinas.
Recuerdo que esos días estuvieron cargados de emociones encontradas para Casimira, mi exnovia, -la que hoy es mi esposa- y de despedidas para mí. La lista de chicas que querían despedir mi soltería, a su manera, crecía al ritmo que se propagaba la noticia de mi boda.
Un buen día, ya avanzados los preparativos para el casorio recibo una llamada departe de la mejor amiga de mi Casimira. Celedonia, -ansina le pusieron a la probecita- pese a su nombre, era elegante, inteligente y muy bien dotada, tanto, que con frecuencia le aventaba los perros, pero ella, por lealtad a Casimira jamás me quiso soltar prenda, pero ese día al llamarme, ella me pedía que fuera a su casa a ayudarle con la lista de los invitados a la boda.
Así que fui para allá. Al llegar me encuentro con la novedad de que la Celedonia estaba sola, y vistiendo solamente una bata de seda, color rosita, casi transparente que dejaba ver su escultural figura con una chiqui tanga y minúsculo tapatetas que de sólo verla se paraba el corazón incitándome al pecado.

Por si eso fuera poco, me saluda de beso en el cachete y casi simultáneamente me susurra al oído izquierdo que… “Como ya te vas a casar y con mi mejor amiga, he decidido darte esa oportunidad que tanto tiempo me has pedido, pues a decir verdad, yo, también tengo ciertos sentimientos y deseos por intimar contigo.”

Además me dijo que ya no podía aguantarse más, y que antes que me casara y comprometiera mi vida a su mejor amiga, quería hacer conmigo el amor de la manera más apasionada y prolongada ya que sería la primera y última oportunidad que íbamos a tener.

¿¿¿¿¿¿Que podía decir yo???????????
Estaba totalmente sorprendido, y no pude decir palabra.
Así que me dijo:

“Iré al cuarto, y si tu lo deseas, entra y me tendrás.”
Admire su maravilloso par de “nailon” mecerse al subir las escaleras.
Me quedé como pasmado por espacio de un par de minutos, sin poder creer lo que me estaba pasando y estuve así, de pie, por un momento. Me di vuelta y abrí la puerta y salí a la calle, me dirigía a mi carro con un montón de ideas dando vuelta por mi mente. De pronto al reaccionar me doy cuenta que ¡Mi novia estaba afuera! Con lagrimas en sus ojos, me abrazo y me dijo:

–Estoy muy feliz y orgullosa de ti. Has pasado mi pequeña prueba. No podía tener a un mejor hombre como esposo!– ……


Moraleja:

<!– /* Font Definitions */ @font-face {font-family:”Cambria Math”; panose-1:2 4 5 3 5 4 6 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:3 0 0 0 1 0;} @font-face {font-family:Calibri; panose-1:2 15 5 2 2 2 4 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:auto; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-520092929 1073786111 9 0 415 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-unhide:no; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:”"; margin-top:0in; margin-right:0in; margin-bottom:10.0pt; margin-left:0in; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:Calibri; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;} .MsoChpDefault {mso-style-type:export-only; mso-default-props:yes; font-size:10.0pt; mso-ansi-font-size:10.0pt; mso-bidi-font-size:10.0pt; font-family:Calibri; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-hansi-font-family:Calibri;} @page WordSection1 {size:8.5in 11.0in; margin:1.0in 1.0in 1.0in 1.0in; mso-header-margin:.5in; mso-footer-margin:.5in; mso-paper-source:0;} div.WordSection1 {page:WordSection1;} –>

Siempre deja tus condones en el carro.

About the Author

adriana has written 136 stories on this site.

Write a Comment

Gravatars are small images that can show your personality. You can get your gravatar for free today!

Copyright © 2017 El Semanal Magazine. All rights reserved. login
Designed by Web-Smart Publishing.