Feliz Día del Padre Happy Fathers Day

Por: Martin Alcocer

Los padres, para bien o para mal, no dejan de ser una figura importantísima en nuestras vidas. De su relación con ellos en la infancia dependen muchas de las características que hoy nos definen como personas adultas.

Y es cierto que no todas las relaciones padre e hija/o son idílicas y están llenas de amor, pero muchas sí, y con ellas vamos a quedarnos.

Con motivo de la celebración del Día del Padre mucha gente se vuelve loca buscando un regalo que demuestre todo el amor y agradecimiento hacia su progenitor. No siempre es fácil encontrar el regalo perfecto, pero nosotros pensamos que hay algo que le hará emocionarse y sentirse más feliz aún de tener la, el o los hijos que tiene. Por eso dedicamos esta edición para homenajear de manera especial a nuestros lectores que tienen la dicha de ser padres.

¿Qué es un papá?

Un papá, lo que se llama papá, es un superhombre, porque puede responder con prontitud una pregunta sobre biología, seguida de una de matemáticas. Es un súper héroe que se disfraza de Superman y se desvela esperando que sus hijos regresen de la fiesta.

Un papá es una combinación extraña de razón y sentimientos, es el que sabe decir no cuando es lo justo y sabe decir sí cuando es lo conveniente.

Un papá zapatea duro cuando cumple con su deber y anda de puntillas en la noche cobijando cuerpitos fríos. Es el único de la casa que persigue un ratón hasta atraparlo, así se muera de miedo por dentro.

Un papá es un higo que parece duro por fuera y es puro dulce en su interior, es un director de orquesta, es el constructor de un nido, es el maestro de la escuela de la vida. Los papás tienen la billetera llena de fotos, de tarjetas, de teléfonos, de citas, de compromisos, menos de dinero.

Un papá tiene mucho de mamá aunque tenga cuerpo de hombre. Si hay que cambiar pañales, los cambia, cuando el hijo llora, él es el refugio, cuando el hijo ríe, él es la compañía.

Ser papá es jugar en la vida el papel de rey, no de un reino; sino del amor, la comprensión y la razón. Y cuando eso se logra se obtiene el reconocimiento del mejor juez que un padre puede tener, su hijo, y éste se puede traducir de varias maneras, una de ellas pudiera ser un texto como el que incluimos a continuación. Se trata de una nota que le dedica un hijo recién graduado a su padre. Espero la disfruten:

Atento Recado

Querido padre, nos conocimos hace ya bastantes años, pero desde la primera vez que nuestros ojos se miraron fijamente, nació una conexión indestructible. Yo no recuerdo ese momento, pero sé que tú jamás lo olvidarás.

Me has contado que nos vimos en el elevador del hospital, yo tenía tan sólo unos minutos de haber nacido y me llevaban a los cuneros mientras mamá se recuperaba. Tú no quisiste abandonarme, acompañaste a los doctores y te cercioraste de que tuviera los mejores tratos. Desde entonces no has dejado de protegerme, siempre te has preocupado porque mi vida sea la mejor.

Años atrás ya habías criado a mis hermanos, pero ahora era el momento de criarme a mí al más pequeño de tus hijos. A pesar de que los años han pasado, sigo siendo tu pequeño, y siempre lo seré.

Nuestra relación siempre ha sido un poco complicada, no porque seas mal padre o yo un mal hijo, simplemente vivimos una lucha diaria de voluntades. Mi madre dice que es porque somos completamente iguales: enojones, duros, tercos. Pero también somos leales, comprensivos. cariñosos, y en verdad amo ser igual a ti papá.

Mis tiempos de adolescente fueron más difíciles que cualquier otro. Discutíamos frecuentemente y yo no podía entender por qué eras tan cruel conmigo, ahora entiendo que no lo eras, sólo tratabas de llevarme por el mejor camino. Fuiste un padre celoso, exigente, estricto, sobreprotector. No entendía porque jamás me dejabas de sleepover con mis amigos, debo confesar que hasta llegue a creer que me odiabas. Pero ahora comprendo todo, de no haber sido así, no sé qué sería de mí.

Gracias padre por haberme exigido tanto, por haber estado al pendiente de mis calificaciones, gracias a eso pude terminar una carrera y ahora soy exitoso en mi trabajo. Gracias por inculcarme los valores del respeto, la honestidad, la dignidad, la humildad, la compasión y muchos otros. Gracias por enseñarme a amar a Dios y a mí mismo antes que a cualquier otro ser.

No eres perfecto, nadie lo es, pero aún así eres mi héroe, eres mi ejemplo a seguir. Un hombre honrado, bueno, trabajador, que ha hecho todo lo posible por darle la mejor vida a su familia, por hacer feliz a su esposa y a sus hijos. ¡Eres mi gran orgullo papá!

El tiempo ha pasado rápido y ni cuenta me he dado. Ya no eres aquel hombre indestructible que creía que eras cuando era pequeño, ahora sé que eres humano, y eso me hace admirarte aún más. Ahora valoro cada una de tus enseñanzas, entiendo cada uno de tus regaños, disfruto de tu compañía, de tus consejos, hasta de tus reglas que aún me estableces para hacer de mí un hombre de bien.

Gracias a ti sé con certeza la clase de hombre que quiero ser. Quiero ser un hombre fuerte, trabajador, inteligente, valiente; quiero ser como tú papá, porque quiero que mis hijos sean los seres más felices y se convertirán en personas de bien. Tú me has enseñado lo que valgo como ser humano. Gracias por todo papá, que pases un muy feliz ¡Día del Padre!

About the Author

adriana has written 136 stories on this site.

Write a Comment

Gravatars are small images that can show your personality. You can get your gravatar for free today!

Copyright © 2017 El Semanal Magazine. All rights reserved. login
Designed by Web-Smart Publishing.